La capital mexicana tipifica el feminicidio en su Código Penal

El Código Penal de la capital mexicana, el Distrito Federal, cuenta a partir de hoy con un nuevo tipo penal: el feminicidio. Este delito establece sanciones de hasta 60 años de cárcel para quienes asesinen a una mujer por razones de género. La reforma penal, aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a finales de junio y publicada hoy en la Gaceta Oficial, establece la aplicación de feminicidio cuando «la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo».

Esta definición incluye aquellos casos en que «se le hayan infringido (a la mujer) lesiones infamantes y degradantes, así como mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida», explica el comunicado oficial del Gobierno de la capital. Además, la existencia de «amenazas, acoso, violencia o lesiones» o el hecho de que el cuerpo de la víctima «sea expuesto, depositado o arrojado en un lugar público» también conlleva la consideración de homicidio por razón de género. Otro factor determinante será la existencia de alguna relación sentimental con la víctima, afectiva o de confianza, de parentesco, laboral, docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, que supondrá un aumento de la pena.

Crecimiento de la violencia de género

Organizaciones internacionales, como Amnistía Internacional, han denunciado el aumento de la violencia de género en México. Estos medios culpan a los altos índices de impunidad y la falta de acceso a la justicia. Según los datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio de México (OCNF), de enero de 2009 a diciembre de 2010 hubo 203 feminicidios en México Distrito Federal. 108 de las víctimas eran mujeres jóvenes de 21 a 40 años de edad.

La dirigente política del PRD (Partido de la Revolución Democrática), Fabiola Alanís, señaló, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que «catorce mil feminicidios se han contabilizado en los últimos diez años en México». Es decir, «el asesinato de mujeres y niñas por hombres, por el solo hecho de ser mujeres».

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, afirmó que esto es un paso más en el camino para «construir una sociedad en donde exista efectivamente equidad y las mujeres vivan libres de violencia».

Un nuevo protocolo de investigación

El Código de Procedimientos Penales incluye dos nuevos artículos: el 105 bis y 105 ter, los cuales precisan que la investigación pericial, ministerial y policial por el delito de feminicidio se realizará conforme a los parámetros establecidos en los protocolos y que en la investigación por feminicidio deberá conservarse un registro fotográfico de la víctima, como la descripción de sus lesiones, objetos y vestimenta con que haya sido encontrada.

Así también precisa que deberán aplicarse estudios de ADN a la víctima que no sea identificada o reconocida. Todos esos registros serán integrados en un Banco de Datos de Información Genética, mismo que estará a cargo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Para el caso de cadáveres que no sean identificados o que no puedan ser reconocidos, el apartado especifica que deberán hacerse estudios para determinar el ADN de la víctima mismo que se integrará al Banco de Datos de Información Genética, a cargo de la PGJDF. Dicho banco contará también con información genética de familiares de mujeres desaparecidas o presuntas víctimas.

El siguiente paso es que la PGJDF y el Tribunal Superior de Justicia elaboren en 90 días naturales el protocolo de investigación pericial, ministerial y policial del delito de feminicidio, así como los convenios generales y específicos que se requieran.

El Pais.com

Esta entrada fue publicada en artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *