MEDIDAS JUDICIALES PREVISTAS EN LA L.O. 1/2004 PARA LA PROTECCIÓN Y SEGURIDAD DE LAS VÍCTIMAS.

Art. 61. “Las medidas de protección y seguridad previstas en el presente capítulo serán compatibles con cualesquiera de las medidas cautelares y de aseguramiento que se puedan adoptar en procesos civiles y penales.

Art. 62 “Recibida la solicitud de adopción de una orden de protección, el Juez de Violencia sobre la Mujer, y en su caso, el Juez de Guardia, actuarán de conformidad con lo dispuesto en el artículo 544 ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal”

(Art . 544 ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal  dispone: “El juez de instrucción dictará orden de protección para las víctimas de violencia doméstica en los casos en que, existiendo indicios fundados de la comisión de un delito o falta contra la vida, integridad física o moral, libertad sexual , libertad o seguridad de alguna de las personas mencionadas en el art. 173.2 del CP resulte una situación objetiva de riesgo para la víctima que requiera la adopción de alguna de las medidas de protección reguladas en este artículo.

La orden de protección será acordada por el juez de oficio o a instancia de la víctima o persona que tenga con ella alguna de las relaciones indicadas en el apartado anterior, o del Ministerio Fiscal.

Sin perjuicio del deber general de denuncia previsto en el artículo 262 de esta ley, las entidades u organismos asistenciales, públicos o privados, que tuvieren conocimiento de alguno de los hechos mencionados en el apartado anterior deberán ponerlos inmediatamente en conocimiento del juez de guarda o del Ministerio Fiscal con el fin de que se pueda incoar o instar el procedimiento para la adopción de la orden de protección.

La orden de protección podrá solicitarse directamente ante la autoridad judicial o el Ministerio Fiscal, o bien ante as Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las oficinas sociales o instituciones asistenciales dependientes de las Administraciones Públicas. Dicha solicitud habrá de ser remitida de forma inmediata al juez competente. En caso de suscitarse dudas acerca de la competencia territorial del juez, deberá inicial y resolver el procedimiento para la adopción de la orden de protección al juez ante el que se haya solicitado ésta, sin perjuicio de remitir con posterioridad las actuaciones a aquel que resulte competente.

Los servicios sociales y las instituciones referidas anteriormente facilitarán a las víctimas de la violencia doméstica a las que hubieran de prestar asistencia la solicitud de la orden de protección, poniendo a su disposición con esta finalidad información, formularios y, en su caso, canales de comunicación telemáticos con la Administración de Justicia y el Ministerio Fiscal”

Recibida la solicitud de orden de protección, el juez de guardia, en los supuestos mencionados en el apartado 1 de este artículo, convocará a una audiencia urgente a la víctima o a su representante legal, al solicitante y al agresor, asistido, en su caso de abogado. Asimismo será convocado el Ministerio Fiscal.

Esta audiencia se podrá sustanciar simultáneamente con a prevista en el artículo  504 bis 2 cuando su convocatoria fuera procedente, con la audiencia regulada en el artículo 798 en aquellas causas que se tramiten conforme al procedimiento previsto en el título III del libro IV de esta ley, o , en su caso, con el acto del juicio de faltas. Cuando excepcionalmente no fuese posible celebrar la audiencia durante el servicio de guardia, el juez ante el que hubiera sido formulada la solicitud la convocará en el plazo más breve posible. En cualquier caso la audiencia habrá de celebrarse en un aplazo máximo de setenta y dos horas desde la presentación de la solicitud.

Durante la audiencia, el juez de guardia adoptará las medidas oportunas para evitar la confrontación entre el agresor y la víctima, sus hijos y los restantes miembros de la familia. A estos efectos dispondrá que su declaración en esta audiencia se realice por separado.

Celebrada la audiencia, el juez de guardia resolverá mediante auto lo que proceda sobre l solicitud de la orden de protección, así como sobre el contenido y vigencia de las medidas que incorpore. Sin perjuicio de ello el juez ce instrucción podrá adoptar en cualquier momento de la tramitación de la causa las medidas previstas en el artículo 544 bis.

La orden de protección confiere a la víctima de los hechos mencionados en el apartado 1 un estatuto integral de protección que comprenderá las medidas cautelares de orden civil y penal contempladas en este artículo y aquellas otras medidas de asistencia y protección social establecidas en el ordenamiento jurídico.

LA ORDEN DE PROTECCIÓN PODRÁ HACERSE VALER ANTE CUALQUIER AUTORIDAD Y ADMINISTRACION PÚBLICA  […]

La orden de protección será inscrita en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de violencia Doméstica […]”

Según establece el art. 23 de la L.O. 1/2004 “Las situaciones de violencia que den lugar al reconocimiento de los derechos regulados en este capítulo se acreditarán con la orden e protección a favor de la víctima. Excepcionalmente será título de acreditación de esta situación el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la demandante es víctima de violencia de género hasta tanto se diste la orden de protección”

Art. 63. L.O. 1/2004 “ En las actuaciones y procedimientos relacionados con la violencia de género se protegerá la intimidad de las víctimas, es especial sus datos personales, los de sus descendientes y los de cualquier otra persona que esté bajo su guarda o custodia.

Art. 64. L.O. 1/2004 “El juez podrá ordenar la salida obligatoria del inculpado por violencia de género del domicilio en el que hubiera estado conviviendo o tenga su residencia la unidad familiar, así como la prohibición de volver al mismo. […]

Podrá prohibir al inculpado que se aproxime a la persona protegida, así como acercarse a su domicilio, a su lugar de trabajo o a cualquier otro que sea frecuentado por ella.

Podrá acordarse la utilización de instrumentos con la tecnología adecuada para verificar de inmediato su incumplimiento.

El juez fijará una distancia mínima entre el inculpado y la persona protegida […]

La medida de alejamiento podrá acordarse con independencia de que la persona afecta o aquéllas a quienes se pretenda proteger hubieran abandonado previamente el lugar. El juez podrá prohibir al inculpado toda clase de comunicación con la persona o personas que indique

Las medidas podrán acordarse acumulada o separadamente.

Art. 65. L.O. “El juez podrá suspender para el inculpado por violencia de género el ejercicio de la patria potestad o de la guarda y custodia, respecto de los menores a que se refiera.

Art. 66 “El Juez podrá ordenar la suspensión de visitas del inculpado a sus descendientes.

Art. 67 El Juez podrá acordar la suspensión del derecho a la tenencia, porte y uso de armas con la obligación de depositarlas en los términos establecidos por la normativa vigente.

2 respuestas a MEDIDAS JUDICIALES PREVISTAS EN LA L.O. 1/2004 PARA LA PROTECCIÓN Y SEGURIDAD DE LAS VÍCTIMAS.

  1. Felix dijo:

    Esto funcionan también cuando el hombre es el maltratado????

  2. Admin dijo:

    La ley contra la violencia de género como su nombre indica es contra la violencia de género, no de sexo. En el caso que expones nos encontramos con violencia entre sexos opuestos, nuestro Código Penal también castiga a la mujer que “maltrata”, agrede, causa lesiones, vejaciones, coacciona, etc a un hombre. Pero ésto no se considera violencia de género, ya que la palabra género indica que esta violencia se ejerce por el hombre hacia la mujer por el mero hecho de serlo, fruto de los roles sociales y la educación recibida durante siglos.
    Que existen hombres maltratados, efectivamente. Que no puede considerarse violencia de género también.
    La visión correcta la obtendrás cuando llegues a diferenciar sexo y género.
    Pero para tu tranquilidad te comentaré que un hombre que sufre de malos tratos por parte de su mujer también puede denunciar y la mujer no saldrá tampoco impune.
    Esperamos haberte ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *