Cómo realizar tu curriculum vitae

Tipos de curriculum vitae

A la hora de redactar un currículum se puede organizar la información de formas muy diferentes.

Dependiendo de la estructura que elijas estarás conseguirás dar más importancia a unos aspectos que a otros.

De esta forma, podrás organizar la información dando más importancia a la experiencia laboral, los cursos y las carreras cursadas o bien destacar tus logros o tus metas alcanzadas. Así, se pueden distinguir fundamentalmente tres tipos de currículum, según la forma en que  la información se ofrezca:

  • Currículum cronológico
  • Currículum funcional o temático
  • Currículum combinado o mixto

Currículum cronológico

Este tipo de currículum organiza la información cronológicamente, partiendo de los logros más antiguos  para llegar a los más recientes. Esto permite a la persona encargada de seleccionar al  personal conocer la evolución ascendente de tu carrera profesional, aunque no siempre se consigue el objetivo fundamental de cualquier curriculum: conseguir una entrevista personal.

El punto positivo de este tipo de organización  de la información es que pone de relieve la estabilidad y la evolución de tu carrera. Destacando, en su  caso la promoción, el aumento de tareas o las subidas en la escala profesional.

No obstante, también deja patente a simple vista si has tenido algún periodo de inactividad o si has sufrido cambios frecuentes del lugar de trabajo. Esto obliga frecuentemente a dar muchas explicaciones o incluso a rellenar los huecos con información que no tiene importancia para el trabajo al que te presentas.

Por ello, este tipo es recomendable si dispones de una buena experiencia laboral, no has cambiado demasiado de trabajo, ni tienes grandes periodos de tiempo en los que no has trabajado. También es interesante si te conviene destacar alguna empresa reconocida en la que hayas trabajado.

El currículum cronológico también puede presentarse en el orden inverso, es decir, destacando en primer lugar los últimos logros y la ocupación más reciente, para ir después avanzando en la experiencia anterior. Es una presentación menos tradicional, pero que cada vez la prefieren más empresas. La principal ventaja es que resalta las experiencias más recientes que indudablemente son las que más interesan a quienes te van a contratar.

Ventajas

Se trata del formato más tradicional y aceptado por la mayoría de los departamentos de selección.

Es fácil de leer y entender, ya que está fuertemente estructurado.

Resalta tu estabilidad laboral y el aumento de las responsabilidades o las promociones.

Describe tus funciones y logros en el puesto de trabajo.

Inconvenientes

Resalta los cambios de trabajo así como la falta de ascensos o cambios de responsabilidad y los periodos de inactividad.

Puede focalizarse demasiado en la edad que tienes.

Puede mostrar la falta de reciclaje o actualización de la formación.

Puedes encontrar un modelo siguiendo este enlace:

http://www.modelocurriculum.net/wp-content/curriculum-vitae-modelo1-verde.pdf

Currículum funcional o temático

A diferencia del currículum cronológico, el funcional distribuye la información por temas. De esta forma, permite proporcionar un conocimiento rápido de tu formación y experiencia en un ámbito determinado. Además, al no seguir una progresión cronológica, permite seleccionar los puntos positivos, destacar las habilidades propias y logros conseguidos, al tiempo que se omiten o difuminan los no deseados: errores de recorrido, periodos de paro, cambios frecuentes de trabajo sin haber promocionado…

Este modelo  es conveniente cuando se quiere acceder a un sector profesional totalmente diferente, para el cual no es relevante tu experiencia laboral anterior, sino tus habilidades, capacidades y  forma de trabajar. Debes escoger este tipo de currículum si, por ejemplo, llevas tiempo sin trabajar y vas a volver a incorporarte al mundo laboral, si acabas de terminar las carrera y no tienes apenas experiencia que acreditar o si cambias frecuentemente de puesto de trabajo. También es el más adecuado si has trabajado como empresaria, autónoma o freelance.

Ventajas

Se centra en tus capacidades y habilidades, antes que en tus circunstancias laborales.

Permite mucha más flexibilidad y libertad en la organización de la información de tus logros y habilidad y facilita la inclusión de otra información relacionada como intereses o motivaciones.

Es especialmente útil para usarse con las nuevas tecnologías.

Inconvenientes del currículum funcional

No resalta el nombre de las empresas para las que has trabajado ni el tiempo que has estado en cada una de ellas.

Limita la descripción del puesto y sus responsabilidades.

Para acceder a un modelo sigue el siguiente enlace:

http://www.modelocurriculum.net/wp-content/curriculum-vitae-modelo1b-azul.pdf

Currículum combinado o mixto

Es el más completo de los tres modelos, aunque, por ello, también es el más complejo de elaborar. A grandes rasgos, el curriculum combinado es una mezcla del cronológico y del temático. Parte del modelo funcional, organizando la información por áreas temáticas o profesionales, para llegar después a la organización en el tiempo. De esta forma se destacan las habilidades que se tienen, al tiempo que se refleja la experiencia y la formación.

Ventajas

Destaca de forma clara tus capacidades y tus logros, junto con tu experiencia y formación.

Permite mucha flexibilidad y creatividad, por lo que ayuda a no pasar desapercibido si quieres presentarte a un puesto de trabajo concreto.

Inconvenientes

No es un buen formato para presentarlo en los lugares que piden formularios estándar, como por ejemplo, en las webs de empleo en Internet.

Necesitas un currículum diferente para cada puesto de trabajo al que optas y esto requiere tiempo.

Para acceder a un modelo sigue el siguiente enlace:

http://www.modelocurriculum.net/wp-content/curriculum-vitae-modelo1c-oscuro.pdf

¿Qué tipo de curriculum te interesa?

Si eres recién licenciada o sin experiencia

Debes demostrar y acreditar tu potencial, tus capacidades y tu valor por encima de la experiencia.

Por ello es especialmente importante trabajar la sección de habilidades, conocimientos, los logros conseguidos en los estudios, los viajes, idiomas… Para ello, el currículum que más te convendrá será posiblemente el funcional o temático.

Si eres una profesional con experiencia destacada

Si llevas tiempo trabajando y has experimentado una progresión en tu carrera profesional, te interesará destacarlo. Para ello, lo mejor será que te decantes por una solución cronológica, o bien por una combinada, ya que este último destaca, además de los objetivos y los logros conseguidos y las habilidades, en la promoción y el desarrollo de la carrera profesional.

Si eres ejecutiva o autónoma

En este caso también te interesa el funcional o temático, ya que se centra y destaca los objetivos conseguidos como responsable de un departamento o de una empresa, los problemas resueltos, los proyectos desarrollados y la capacidad de liderazgo de equipo.

Fuente:

http://www.modelocurriculum.net

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *