ESTRATEGIAS DEFENSIVAS DEL MALTRATADOR

ESTRATEGIAS DEFENSIVAS DEL MALTRATADOR

–          MINIMIZACIÓN:  El maltratador suele, por lo normal, quitar toda importancia al hecho sucedido, hasta conseguir distanciarse del daño que ha causado; para él suele siempre ser un hecho aislado sin ninguna importancia, fruto de un momento de arrebato o de discusión.

–          DESVIACIÓN DEL PROBLEMA: Siempre las causas son externas. Él nunca admitirá que tiene un problema. Con ello consiguen desviar la responsabilidad que tienen, siempre su comportamiento es debido a alguna otra causa, a sus nervios por la falta o el exceso de trabajo, a que ha bebido, a que ha tenido algún problema fuera de casa…

–          OLVIDO/NEGACIÓN: Con gran frecuencia suelen negar los hechos, alegando siempre que no los recuerdan. Niegan siempre los ataques a sus víctimas para eludir cualquier responsabilidad. Llegan, en ocasiones, al extremo de poner a la víctima como “loca” que se inventa las cosas, de esta forma, viendo el estado de la víctima, suelen perder credibilidad, ya que ellos permanecen siempre serenos ante tales acusaciones.

–          RACIONALIZACIÓN: Siempre consiguen explicar sus conductas de forma coherente. Sus explicaciones y la motivación que les llevó a cometer tales actos, suelen, en muchas ocasiones ser admitidas como “normales” por el resto de la sociedad, que ve como válidos tales comportamientos al igual que ellos.

–          PROYECCIÓN: Siempre atribuye a la víctima la responsabilidad de la conducta violenta de forma que ellos son las víctimas cuando son acusados y las víctimas son las que se comportan de forma incoherente e irracional, y provocaron esa conducta, perfectamente legitimada para ellos.

–          MANIPULACIÓN: El maltratador tiende a manipular tanto a la víctima como a todas las personas que están a su alrededor. De esta forma hará que ella se sienta culpable de lo que sucede, le reprochará que es ella quien tiene la culpa por una u otra razón y tanto se lo repetirá que ésta llegará a creerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *