“Buenas prácticas policiales para combatir la violencia contra las mujeres”

Una de las principales características de las sociedadesabiertas, tolerantes y democráticas es el rechazo a la violencia en sus más variadas manifestaciones. La protección y atención a los sectores sociales más vulnerables, constituye un
principio fundamental de nuestra escala de valores basada en el respeto al individuo y en la Defensa de los Derechos Humanos.
La identificación con estos principios insoslayables ha llevado al Gobierno de España a impulsar una serie de propuestas y medidas de gran trascendencia con la finalidad de promover la protección de un sector particularmente vulnerable, como es el de aquellas mujeres que deben hacer frente a situaciones de violencia generadas contra ellas. Si bien es cierto que a lo largo de las últimas décadas se ha avanzado de forma muy significativa en la igualdad de género, sin embargo,
resulta preciso reconocer que perviven muchas situaciones de desigualdad entre las cuales la violencia ejercida contra las mujeres resulta la más dramática y visible.
Frente a este fenómeno, la sociedad española ha ido avanzando de forma paralela en tres frentes. Las reformas legales han contribuido a incrementar los niveles de protección jurídica, a través de unalegislación reforzada y de la creación de una estructura judicial acorde con la problemática planteada. En segundo lugar, se ha producido un incremento significativo de la crítica social frente a este fenómeno, lo que se ha traducido en un incremento de la sensibilidad de la ciudadanía respecto a esta temática.
Por último, aunque no menos importante, desde el Ministerio del Interior, y
a través de los Cuerpos de la Seguridad, se ha incidido con particular firmeza en ofrecer una respuesta eficaz, resuelta y contundente a esta lacra que, sin duda, se erige como uno de los principales problemas de seguridad para un amplio sector de población en nuestro país.
Los esfuerzos concretos realizados en España y en la Unión Europea, como resultado de la Presidencia española, evidencian un compromiso indiscutible con la necesidad de hacer frente a un problema que merece una particular atención y que provoca una manifiesta alarma social. Su priorización desde el Ministerio del Interior se ha traducido en el diseño de una específica estrategia cuyos ejemplos más evidentes son el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VdG) y el Manual de Buenas Prácticas Policiales en la lucha contra la Violencia de Género, en el ámbito de España.
El Sistema VdG conforma una iniciativa pionera a nivelmundial, y un modelo por el que se han interesado numerosos países de nuestro entorno. Su principal
característica es que constituye una plataforma informática diseñada y desarrollada por el GESI (Gabinete de Estudios de Seguridad Interior)
para favorecer el seguimiento y coordinación de las actuaciones desarrolladas por las Administraciones competentes en materia de Violencia de Género. Esta aplicación facilita un control permanente de la situación en la que se encuentran las víctimas de violencia género, con el fin facilitarles protección y asistencia y evitar una nueva agresión. Dicha iniciativa busca conocer la situación real en la
que viven las víctimas de violencia de género, para así poder evitar nuevas agresiones a través del seguimiento y la protección. De forma paralela, otorga a la mujer agredida una mayor sensación de seguridad y protección. El Sistema es un servicio orientado a la víctima, en el que se crea una cultura de gestión del conocimiento con fines preventivos, con el único objetivo de proteger de forma integral a la mujer frente al agresor.
Continuando esta línea de actuación y en estrecha colaboración con todos los
actores que intervienen frente a este fenómeno  se elaboró también un Manual
de Buenas Prácticas, con la finalidad de compartir, difundir y aplicar buenas
prácticas policiales en materia deprevención e investigación de estos delitos
y de protección de las mujeres. Con ello se buscaba facilitar una respuesta conjunta, homogénea y coordinada por parte de las unidades policiales. Su alcance es muy amplio y constituye una muestra de la necesaria coordinación organizativa y de esfuerzos.

La Presidencia española de la Unión ofreció la oportunidad a nuestro país de
proyectar los esfuerzos y las prácticas aplicadas en esta materia al resto de los países de la Unión. La experiencia acumulada a lo largo de los últimos años, permitió mostrar al resto de los Estados la labor innovadora desarrollada hasta el momento y la necesidad de continuar trabajando en el ámbito de la Unión, en favor de políticas y propuestas activas que pudieran facilitar el intercambio y la difusión de prácticas policiales concretas para combatir la violencia contra las mujeres.
El resultado fue la elaboración del Manual de la Unión Europea de Buenas Prácticas Policiales para combatir la violencia contra las Mujeres. Su objetivo es erigirse en un marco de referencia para aquellas fuerzas de seguridad que hacen frente a esta problemática desde un enfoque estructural, incidiendo en la respuesta activa, la prevención y la protección, a través del intercambio de conocimiento, información y experiencias entre los distintos Estados miembro.
Además, con la finalidad de establecer y consolidar una orientación política de largo alcance en el ámbito de la UE, sobre la base de unos principios ampliamente compartidos, se aprobaron las Conclusiones del Consejo y de los Representantes de los Gobiernos de los Estados Miembros sobre la mejora de la
Prevención de la Violencia contra las Mujeres y de la atención a las Víctimas de esa Violencia en el Marco de la Actividad Policial. Su contenido refleja la demanda de seguir trabajando en esta materia con la finalidad de generar un mayor conocimiento sobre el fenómeno, así como para incrementar la colaboración entre los Estados en los ámbitos policial y judicial.
La continuación en el futuro de las políticas propuestas a través de estas iniciativas, sentarán las bases que permitirán avanzar hacia la supresión de una lacra que no puede tener cabida en las sociedades abiertas, plurales y democráticas de la Europa del Siglo XXI.
José A. Rodríguez
Director del GESI

Conclusiones del Consejo sobre la mejora de la prevención de la violencia contra las mujeres y de la atención a las víctimas de esa violencia en el marco de la actividad policial
Manual de la Unión Europea de Buenas Prácticas Policiales para combatir la violencia contra las mujeres

[Documentos JAI sobre violencia
de género aprobados bajo la
Presidencia Española de la Unión]

1 CONCLUSIONES DEL CONSEJO SOBRE LA MEJORA DE LA
PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y DE LA
ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DE ESA VIOLENCIA EN EL MARCO DE LA
ACTIVIDAD POLICIAL
EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA Y LOS REPRESENTANTES DE LOS
GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS,
CONSIDERANDO LO SIGUIENTE:

Esta entrada fue publicada en artículos, Lecturas de Interes, Legislacion. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *